sábado, 30 de abril de 2011

GREG MILLER



TEATRO TÍVOLI - GREG MILLER
es Evis Presley en - THE KING STORY
Elvis... y yo









Filmación antes de entrar al musical.
video





Unas semanas antes del estreno mi mujer se dio cuenta que estaba anunciado en un autobús y me lo dijo. No siendo, ella, fan de Elvis, me comento que podíamos ir a verlo, que me gustaría. Buscamos las entradas por Internet, valían bastante caras unos 50 € más o menos, pensé que en otro momento sería. Faltando una semana volvimos a insistir y gracias a atrapalo, que lo recomiendo a todos, ya hemos ido al teatro más veces por un precio mucho más razonable, pudimos coger estas dos entradas para el día 15 y ver a Greg Miller.

Esperaba que fuera una simple imitación de  Elvis en un concierto de los años 70, pero me sorprendió al ver que el espectáculo empezaba con la presencia de un señor en silla de ruedas representando a un viejecito acompañado de una joven chica a la que cuenta, por el interés que ella pone y sus preguntas, la vida y la relación que tuvieron Greg y Elvis.


El musical estuvo compuesto de 2 partes, en la primera como en todos los con ciertos de Elvis comenzaron con Also Sprach zarathustra/See see rider, pero solo cantado por el coro, también tengo que decir que los músicos que lo acompañaban eran pocos, una pequeña banda, no recuerdo bien pero creo que eran cuatro o cinco, que lo hicieron genial mente bien, acercándose bastante a las originales. Se puede dar un notable alto a todos los encargados de decorado, ambientando en casi todos los momentos las canciones que interpreta. Para mi destacaría de esta primera parte Jailhose rock, Gi Blues, el fabuloso momento de Fever, acompañado de unas bailarinas muy sexis y el momento final con Trouble/Medley 68-Guitar men, que dada su dificultad por no tener una gran orquesta lo hicieron muy bien todos. También los pequeños momentos en los que participaron los chicos y cantantes del ballet y coro con Blue moon, Volare y un numero de claque bastante entretenido. Después de un cuarto de hora de descanso y con ganas de ver la segunda parte, se abrió el telón y comenzó a sonar Suspicious minds, siendo esta la segunda, la interpreto muy bien esperando sobre todo yo el momento clave del solo con con el estiramiento de piernas, un poco light, pero pasable. Después nos sorprendió con Viva las Vegas, la que debería de a ver sido la primera, muy bueno Burning Love  y  fantástico My Way, no solo por la interpretación de la canción, aunque la vi un poco floja al principio, luego fue ganando mucha fuerza, si no también por la gran bailarina que nos hizo sufrir un poco sobre las telas colgantes, hubo dos momentos en los que se dejo caer y quedo cogida por los pies, muchos de los aplausos fueron para ella, hizo una gran actuación. También destacar In the ghetto por Sonia Reig y Amazing grace / American trilogy, Sonia, Tino y coros, aunque esperaba que fuera Greg quien lo hiciera y nos deleitara con su voz en este gran himno Americano.

Quiero hacer incapié en los audiovisuales que nos fueron ofreciendo mientras el viejedito de la silla de ruedas nos iba contando la historia y algunos que aparecieron mientras cantaba Greg, como fan y habiendo visto bastante de Elvis, no me parecieron tan inéditos, si raros no los típicos de siempre. Lo que si me dejo un poco extrañado es la relación que tuvieron Greg y Elvis, ¿hijo secreto?, si las grabaciones que tiene son originales, creo que en esos momentos Elvis estaba en la decadencia pasando una mala racha, el final, se desahogaba y confesaba cosas que necesitaba soltar para quedarse tranquilo en paz con si mismo. Muy fuerte la grabación en la que Elvis dos días antes de morir le cuenta que había soñado con su madre, parece que le esta avisando que su final estaba cerca y le quedaban pocos días de vida, así fue, Elvis nos dejo esa madrugada del 16 de agosto de 1977, la que nunca olvidaremos.

Tanto en la primera como en la segunda parte mi mujer y yo no parábamos de hacernos comentarios hasta una vez coincidimos al girarnos el uno hacia el otro y nos dimos un coscorrón bastante fuerte, creo que si se dio cuenta alguien se reiría un rato. Uno de estos comentarios fueron los movimientos de Greg, a mi me parecían muy buenos, pero mi mujer se dio cuenta de algo que luego pude apreciar, en algunos momentos esos gestos parecían un poco afeminados, te tenias que fijar bastante para darte cuenta, pero si, ella lo vio.

Me voy a que dar con lo último que me dijo mi mujer, insisto, no es fan de Elvis, aunque me a confirmado que le gustan algunas de sus canciones. Creo que el comentario lo dice todo, Greg y sus más de treinta personas en escena y los que estaban detrás que prepararon este musical nos hicieron disfrutar y pasar un buen rato recordando a Elvis. Gracias por mantenerlo vivo.

Me dijo:


Lo malo es que después de a ver visto el musical y escuchar a Greg, me quedo con las ganas de ver a Elvis en directo para saber como lo haría el y lo peor para vosotros los fans, es saber que nunca lo podréis volver a ver.


Mi contestación fue, que por suerte nos dejo mucha discografía y conciertos, y que una de mis ilusiones ya que no podía verlo en directo, sería ver uno de sus conciertos en una gran pantalla y escucharlo con unos buenos cascos, creo que esto es suficiente para sentir que Elvis siempre esta aquí con nosotros.






OS DEJO UNA ENTREVISTA Y ALGO MÁS SOBRE EL MUSICAL Y VIDA DE GREG MILLER QUE HE ENCONTRADO POR INTERNET.






http://www.ideal.es/granada/v/20110130/gente/greg-miller-elvis-dijo-20110130.html
Greg Miller: «Elvis me dijo que yo le recordaba a él»
«Dos días antes de morir, me llamó por teléfono y me contó que había soñado con su madre»
Lleva a sus espaldas 10.000 shows como Elvis Presley y, según los expertos, es el que mejor lo imita del mundo. Greg Miller es, además, por su parecido físico y su especial relación con el mito, el «hijo del alma» de Elvis. Y un tipo bromista que reina en Las Vegas, se arranca a cantar a la menor oportunidad y luce unos sortijones idénticos a los que llevaba el rey del rock. «Solo que falsos -advierte-, porque si este diamante fuera auténtico no tendría que cantar, me compraría una isla».

-¿Alguien ha pensado al verle que Elvis está vivo?
-Noooo (risas). Los fans de Elvis no llegan a ese grado de locura. De estar vivo, él tendría ahora 76 años. Y yo tengo 52.
-¿A ver si va a ser usted su reencarnación?
-Tampoco. Me conformo con encarnarlo en el escenario.
-O su hijo natural, como dicen algunos...
-No sé. Soy, desde luego, su hijo del alma. Él me lo dijo.
-¿Qué edad tenía la primera vez que habló con él?
-Diez años. Pero desde los cinco ya era fan, igual que mi madre. También bailaba en el jardín de casa imitándolo. Yo nací el año en que Elvis ingresó en el ejército. Vine al mundo en California, cerca de Sacramento, junto a una base militar en la que trabajaba mi padre, pero nos mudamos varias veces y una de ellas, en San Diego, fuimos vecinos de los padres de Priscilla. La primera vez que hablé con Elvis fue en San Diego. Le pedí un autógrafo en un hotel. Fue el principio de una amistad que duró hasta su muerte. Yo había cumplido 19 años.
-¿Amistad? ¿A pesar de los años que les separaban?
-Curiosamente sí. Al principio, me firmaba autógrafos y me daba fotos. Tengo tantas cosas... Y todo eso se va a ver en mi nuevo show, 'The King of Story (Elvis... y yo)', cuyo estreno mundial será el 13 de abril en el teatro Tívoli de Barcelona. Cuando cumplí 15 años, Elvis y yo empezamos a tener contacto telefónico. Él ya se había divorciado de Priscilla y estaba muy solo. Tengo una grabación con su propia voz en la que Elvis me dice: «Greg, hijo mío, en muchos aspectos me recuerdas a mí». También me relataba historietas de esas que se cuentan en una acampada frente al fuego e incluso pasajes de la Biblia, porque era muy religioso.
-¿Y usted grababa esas charlas?
-A mis 16 años empecé a pensar que cuando fuera más mayor me gustaría volver a recordar todas nuestras conversaciones. Mi padre tenía una grabadora junto al teléfono y la utilicé. Tengo muchas horas de nuestras charlas telefónicas. Una vez me llamó tres veces en un día y hablamos de todo. Incluso de una chica con la que yo estaba saliendo.
-¿Le contó cosas sobre él mismo?
-Muchas. Y algunas de ellas las revelaré en mi espectáculo.
-Deme un aperitivo.
-Me contó por ejemplo que Elton John le había regalado una cama en forma de corazón con una invitación para compartirla, je, je... Mi última conversación fue el 14 de agosto de 1977, dos días antes de su muerte. Hablamos unas dos horas. Estaba triste y taciturno. Me dijo que había soñado con su madre, ya fallecida.
-¿Es usted prisionero de Elvis?
-Por suerte, no. Tengo una vida al margen de mi trabajo, una familia, dos hijas... Y aunque vivo en Las Vegas mi vicio es escaparme con la moto a las montañas.

Greg Miller : EL SUPUESTO HIJO DE ELVIS PRESLEY ESTRENARÁ MUSICAL EN BARCELONA
25/01/2011

El cantante y actor norteamerica- no Greg Miller, que ayer dijo en Barcelona ser el "hijo del alma" de Elvis Presley, estrenará el 13 de abril en Barcelona, en primicia mundial, el musical The king of story (Elvis....y yo), con gra- baciones inéditas que muestran su relación con el rey del rock.

La relación que mantuvieron ambos se inició en San Diego, cuando Elvis fue a actuar allí y Miller, con 10 años, acompañó a su madre y entraron en el camerino: "Elvis, arrodillado, me dijo: ´Hijo mío´", recuerda Miller. Según él, desde entonces y hasta que murió, mantuvieron buena relación, lo que no ocurría, en su opinión, con Lisa Marie Presley, la única hija reconocida de la estrella, a la que él no conoce.
El artista, que tiene dos hijas, en el año 1995 debutó como doble de Elvis en Leaving Las Vegas (Adiós a Las Vegas), junto a Nicolas Cage, explicó que una semana antes de la muerte del rey del rock en 1977, mantuvo con Presley una charla telefónica en la que este le comentaba que estaba muy solo y aseguró tener la grabación en la que le cuenta: "Greg, mi hijo, en muchos sentidos somos lo mismo".



BARCELONA/VALENCIA, 11 (EUROPA PRESS)

El espíritu musical de Elvis Presley podrá verse en Barcelona, Valencia, Pamplona, Logroño y Lisboa, de la mano del mejor imitador del artista, Greg Miller, en un montaje producido en Las Vegas.

La ciudad condal será la primera parada. Greg Miller llegará al Teatro Tívoli de Barcelona desde este jueves y hasta el 29 de mayo con el espectáculo 'The King Story', primicia mundial en Barcelona, que repasa la relación de Miller con Elvis y muestra material inédito sobre ambos.

Miller --al que algunos consideran hijo del rey del rock-- conoció al cantante durante los siete últimos años de vida del artista, y desde hace 18 se dedica a imitarle con pasión.

La iniciativa surge de una conversación privada en un casino de Las Vegas entre Miller y los productores americanos y españoles, que esperaron a la celebración del 75 aniversario del nacimiento de Elvis para emprender el proyecto.

El productor, José Manuel Motriz, invitó al artista a una cena de 3.000 euros, lo que fue decisivo para que el artista diera el sí definitivo para participar en la obra, han confesado ambos entre risas este lunes en rueda de prensa.

Este 'show musical' tiene un presupuesto de 45.000 euros tan solo para vestuario, cuatro cambios de decorados, seis músicos, 12 bailarines, cuatro cantantes-actores y un coro mixto de seis personas.

'Blue moon', 'Don't be cruel', 'Love me tender', 'Suspicious mind', 'In the guetto' y 'Medley saludos' son algunas de las 27 canciones del musical, que ofrece sorpresas como ballet y claqué. "Lo que pretendo interpretando a Elvis es homenajear al artista y que la gente pueda seguir viendo al rey del rock", ha concluido Miller.

2 comentarios:

JCM dijo...

Muy buena entrada.
Yo le regale las entradas a mi madre, y nos encantó a las 2.
saludos

malp dijo...

Gracias JCM por dejar este breve comentario y me alegro mucho que pudierais disfrutar como yo y muchos otros de este musical. Esperemos que sirva para animar a todos y que otro año se repita, si no este, algo parecido con algún otro imitador, fue Fantástico escuchar y revivir a Elvis.
Saludos.
Elvis Forever.